Nuestra Historia

El Seminario Wesleyano de Venezuela nace de la iniciativa de pastores misioneros venidos de Norteamérica con el llamado a plantar iglesias metodistas en nuestro país.
En 1995, el Obispo Paulo Lockman de Brasil, y Lloyd Knox del Norte de Georgia, conocieron a Warren Lathem, quien, para ese entonces, era pastor de la Iglesia Metodista Unida de Mount Pisgah en Alpharetta, Georgia, y Carlos González, pastor hispano en Mount Pisgah y oriundo de Venezuela; se reunieron para discutir el inicio de trabajo metodista unido en Venezuela.
En abril de 1996, Carlos González, Ray Lathem, Roger y Dana Lane dejaron Atlanta para su primera aventura en Venezuela. Ellos viajaron alrededor del país, trabajaron con un equipo misionero de la Iglesia Metodista Unida en Norcross, construyendo una iglesia en La Marita, Venezuela y contactaron a pastores y entidades que pudiesen estar interesadas en convertirse a Metodistas Unidos y así comenzó la organización del ministerio.
Desafortunadamente, estos pioneros misioneros murieron en un accidente aéreo en Miami el 11 de mayo de 1996, cuando regresaban de un viaje de Venezuela.
En 1997, el Obispo Luis Palomo, Obispo de la Iglesia Metodista Evangélica de Venezuela, contactó a Warren Lathem, diciéndole que había recibido consultas de varios pastores en Venezuela pidiéndole si podía ayudarles a organizar el trabajo metodista en sus ciudades.  

En la invitación misionera, Warren Lathem viajó a Venezuela por primera vez en 1998. Fue invitado a predicar una cruzada evangelística en Acarigua, la ciudad donde vivía el misionero. Fue acompañado por el Rev. Miguel Torres de Maracaibo, y el nuevo ministro hispano de Mount Pisgah. Mientras la cruzada era efectiva, llevando mucha gente a los brazos de Cristo, fue transformante para Warren Lathem. Warren conoció a Tito Santiago, querido amigo y colega en el ministerio ahora en Georgia. Dios quebrantó el corazón de Warren por las personas de Venezuela. A tempranas horas de la mañana, durante la oración en la Posada en Acarigua, Dios mostró una visión acerca de un programa de entrenamiento para pastores en Venezuela. Esto pronto se convirtió en el sueño de lo que hoy es el Seminario Wesleyano de Venezuela.

El año siguiente, Warren fue invitado a regresar a Acarigua para otra cruzada evangelista. Estaba acompañado por su esposa Jane, Dan y Nancy Dunn, y laicos de Mount Pisgah, además del Rev. Miguel Torres. Fue en este viaje donde Dios quebrantó el corazón de Dan Dunn para el trabajo misionero, especialmente en Venezuela. Así comenzó el peregrinaje de Dan Dunn, llevándole a ser cofundador del seminario, y su propio viaje al Seminario Teológico de Asbury, Kentucky, donde logró su PhD en evangelismo, capacitándose para enseñar en escuelas teológicas en Latinoamérica, y ser decano de estudiantes en el Seminario Wesleyano de Venezuela

Subsecuentemente, se hicieron viajes sucesivos para una cruzada evangelística en Barquisimeto con 10000 personas; se comenzó la construcción de la Iglesia Lugar Altísimo, en memoria de Ray Lathem y en honor de Jared Lathem, y la sesión inaugural del Seminario con el Obispo Palomo y otro profesor. ¡Nunca se habia tratado de hacer tanto en solo una semana!

El Seminario comenzó su primera sesión en un espacio rentado en el Instituto Bíblico de las Asambleas de Dios (SEPAD) en Barquisimeto, donde continuaba aún cuando había superado la capacidad disponible para estudiantes. En años siguientes, muchos equipos de misiones de Mount Pisgah regresaron para construir relaciones e Iglesias. Muchas personas se involucraron en estos primeros años; demasiadas para mencionarlas todas.

Virgil y Jo Almond, miembros de Mount Pisgah, se convirtieron en los primeros misioneros norte americanos al igual que los pastores Jon y Jeanne Herrín. Los Almond pasaron tres meses en Venezuela en una casa en Cabudare, y buscando un lugar potencialmente permanente para el Seminario. Luego de haber cumplido su tiempo, regresaron a los Estados Unidos y se mudaron a Suches, Georgia, para descubrir que su pastor estaba planificando ir a un país de Latinoamérica como misionero. La puerta se cerró para ellos, y Virgil compartió esto con Warren. Warren los invitó a considerar a Venezuela, y se convirtieron en los primeros misioneros metodistas viviendo en Venezuela por largo tiempo. Ellos sirvieron en asociación con Venezuela Now, Inc. y la Sociedad Misionera. Luego de haber cumplido su tiempo, regresaron a los Estados unidos y se mudaron a Suches, Georgia, para descubrir que sus pastores (Jon y Jeanne Herrin) estaban planificando ir a un país de latino américa como misioneros. Actualmente están sirviendo en Monterrey, México.

Jon y Jeanne ayudaron a mantener el Seminario durante sus tres años de estadía en Venezuela, creando la base que más tarde permitiría el crecimiento del ministerio. Fueron seguidos rápidamente por la segunda familia Metodista Unida misionera que trabajó con el Seminario, los hermanos David y Carol Cosby misioneros quienes estuvieron sirviendo en el Seminario por tres años. Actualmente han sido reasignados por la misión a servir en la Ciudad de México. Ambas familias vivieron en Barquisimeto, y trabajaron muy de cerca con pastores e Iglesias, el seminario y equipos misioneros de los Estados Unidos. 

Desde el año 2008 los pastores Dan y Nancy Dunn estuvieron como misioneros encargados del Seminario y profesores.
A partir del año 2012 se constituye una junta Directiva presidida por el Apostol Carlos Pirona, quien se mantiene en este cargo hasta la actualidad.
El Dr. Warren Lathem es el Presidente Fundador Emérito del Seminario y el Dr. Dan Dunn fue el primer decano académico, ahora son parte del Consejo Consultivo.
Estos líderes tienen muchos años de educación teológica, experiencia académica y ministerial y comparten una pasión por el trabajo en Venezuela 

El Seminario Wesleyano de Venezuela ahora tiene su propio hogar en la Piedad, un sector al lado de Barquisimeto. La facultad incluye dormitorio, salón de clases, comedor, oficina y un espacio residencial. La facultad también es usada por grupos eclesiásticos y retiros ministeriales cuando no está siendo usada por el Seminario.
El Seminario ofreció el primer título de Licenciatura en Teología a doce graduandos en agosto de 2009. En el 2019 se graduó otro grupo de 13 estudiantes como Bachilleres en Teología. 

Actualmente hay 150 a 200 estudiantes inscritos en el seminario. Alrededor de 40-45 van a cada semana de clase. Debido a que la mayoría de los estudiantes son pastores bi-vocacionales, es difícil para ellos acudir a las sesiones consecutivamente. El seminario Wesleyano de Venezuela provee una experiencia educacional efectiva y eficaz.
La fuente de esta aseveración son los estudiantes del seminario con hechos y palabras. Muchos de ellos, que conocen varios tipos de entrenamiento ministerial, aseguran que el seminario Wesleyano ofrece una oportunidad educacional superior.

Un testimonio más poderoso es el de los estudiantes que han recibido varios años de entrenamiento. La mayoría del cuerpo estudiantil actual ha logrado plantar nuevas iglesia de manera eficiente, establecer misiones fuera de su iglesia local, e inspirado a sus miembros a embarcarse en iniciativas misioneras.

A pesar de los retos y dificultades asociadas a la situación política y económica de Venezuela que se han presentado durante los últimos años, el Seminario no se ha detenido. Reinventándose y adaptándose a los nuevos requerimientos del contexto. Por esa razón en estos tiempos de pandemia y aislamiento social se han brindado modalidades presenciales con un número de participantes limitados. Por otra parte actualmente se trabaja en hacer la transición a la modalidad virtual y poder ofrecer la oferta de estudios no solo a nivel nacional sino también internacional.

Esta historia la seguirán escribiendo hombres y mujeres con un llamado a la enseñanza con un corazón ardiente y una mente preparada. 

Seminario Wesleyano de Venezuela

Urbanización "La Piedad" Norte
Calle 7 con Carrera 1
Cabudare, Estado Lara
Teléfono: +584245642627

¡Síguenos!